Directo al mail

lunes, julio 16

Despedidas

Creo que la primera vez que hablé de hacer un máster afuera fue cuando todavía estaba en la facultad. No sabía nada, sólo que en algún momento me iba a ir. Y con el tiempo empecé a imaginarme cumpliendo ese sueño:
me visualizaba el volando hasta v
Londres, lo que sentiría, lo que pensaría, etc. Pero hasta ahí llegaba mi imaginación, nunca llegué a imaginar mi vida acá.

Y siempre me imaginaba que iba a ser difícil despedirme de mi vida en Buenos Aires (que de hecho lo fue un poco) pero nunca se me ocurrió que quizás iba a ser extrañada acá cuando me vaya.

Y ahora que me estoy yendo, que sé que me voy extrañada y sabiendo que yo tb voy a extrañar, agradezco enormemente a esa gente que ayudó a convertir a Londres en un hogar. Audrey y James, Pablo y Joerí, Mariana, Vicky y Sofi, mi amiga de twitter Malú, y toda esa gente querible y hollywoodense de mi trabajo soñado. Repito, no estaban en mis planes, pero me alegro enormemente que la vida siga superando mi capacidad de imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario