Directo al mail

miércoles, febrero 2

Don`t let the bed bugs bite!

Anoche no podía dormir.

Fue raro, porque pensé que el insomnio me iba a agarrar antes de partir: La adrenalina, la emoción, la excitación. Como cuando estabas en tercer grado y al día siguiente volvías a clases. Mas no, en los días previos al viaje predominó la felicidad absoluta. Es cierto, prohibí a la gente usar palabras como "despedida" y "extrañar" y decir cosas emotivas pprque no las iba a poder soportar. Pero también porque elegí concentrarme en lo bueno del viaje: en la nueva experiencia, cambio de vida, cumplir el sueño, viajar, vivir en londres, tener muchas visitas, etc. ¿Para que darle lugar al hecho que estoy dejando una vida atrás? Si no lo pienso quizás no me afecta.

Hasta que lo empecé a pensar. Segundo día en Londres. Estuve horas en interent buscando casa/trabajo, metiendome en 5 páginas a la vez, abriendo subpáginas, anotando números, direcciones, buscando en el mapa, mandando curriculums, escribiendo cartas dempresentación. Muy frustrada y abrumada apagué todo con la sensación de no haber llegado a ningún lado.

¿Y si no encuntro trabajo copado? ¿Y si no encuentro casa linda? ¿Y si no conozco a nadie divertido y me quedo sola todo el año? ¿Y si la faucltad es difícil/mala? ¿Y si no me alcanza la plata para disfrutar mi estadía?

¿Quién demonios me manda a dejar mi linda vida? Ahí tenía toda mi rutina armada y me encataba. Tenía miles de amigas para miles de programa diferentes. Tenía un trabajo que sabía hacer y que me daba un sueldo para llevar la vida que quería. Tenía mi hogar dulce hogar esperandome todos los días, con todas las comodidades posibles....

¿Qué era lo que vine a buscar acá?

1 comentario:

  1. Fuiste a buscar colores intensos... la vida es linda cuando esta armada y conocida pero hay altos (altísimos) riesgos de que se transforme en color pastel.
    ¡¡¡A cosechar anécdotas amigas!!!
    Estas empezando un nuevo capitulo de tu vida linda y es momento de empezar a escribir esa historia!!!!

    ResponderEliminar