Directo al mail

martes, julio 26

"Viajar, viajar, viajar, ese es su destino"

Si el viaje con mis hermanas fue un sacar el botón de pausa, cambiar la escenografía pero mantener la relación, el viaje con Lulú fue de pura profundización.

Ya teníamos de entrada un excepcional vínculo madrina-ahijada, pero nunca habíamos compartido tanto tiempo juntas, y fue un sobredosis de charlas, compañerisno y cariño, acompañado de panzasos de comida, ciudades fascinantes y anécdotas divertidas, por supuesto.



Pero, por sobre todo, fue el entendimiento de dos viajeras, que, valga la redundancia, se entendieon a la perfeccion. Compartimos la intriga por las ciudades a recorrer, la pereza matutina y el estilo relajado de tomar decisiones a último momento. Con una mirada cómplice decidíamos impulsivamente bajarnos del tranvía para ver una feria en la calle, casi al unísono empezamos a seguir al grupo de jóvenes serbios que iban a festejar el triunfo de Nole... y así con todas las secisiones. Las dos teníamos pilas al mismo tiempo, disfrutabanos las mismas cosas y hasta sacábamos las mismas fotos.

No sé cuanto creo en el destino... Soy más defensora de esa idea de "se hace el camino al andar". Pero si hay algo que no tengo duda es que hay almas viajeras. Quiénes me conocen saben que no solo llevó
con mucho orgullo - bordeando el hartazgo - la etiqueta de viajera, sino que consideró que hay un antes y un después de ese mi primer viaje a Bolivia y Perú. Y hasta ese entonces el principal referente de mochilera que tenía era mi tía Lulú. De hecho, ella me prestó la mochila, me dio tips sobre el camino del inca y hasta me alojó en su casa los últimos días. Basta con leer la descripción mía que hizo una amiga en esa época para ver el alcance de su influencia.

Así que correspondia que alguna vez viajemos juntas. Y por suerte lo hicimos.

Querida Lulu: gracias por está oportunidad de conocer estos lugares tan fascinantes, gracias por estos 10 días compartidos de unión y profundización y gracias por tu alma viajera. ¡¡Te quiero!!

4 comentarios:

  1. EspectaculaRRRRRRR!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a vos ahijada de mi alma!!! Si antes me emocioné con el relato de viajar con tus hermanas, ahora se me piantó un lagrimón!!!
    Para mi fue lo más lindo que me ha pasado en este año encontrarme con vos, Cande y con tu alma viajera!!!
    Te quiero siempre y hasta otro viaje!!!

    ResponderEliminar
  3. CANDE QUERIDA ME ENCANTA QUE LO HAYAS PASADO TAN BIEN CON LUZ TE IMAGINAS COMO ESTA ELLA DE HINCHASDA CON LO QUE PUSISTES BESOS

    ResponderEliminar
  4. Cande grosa!! segui manteniendonos actualizados, es increible como todos los Becco salieron con alma de escritores y viajeros!
    Tengo la leve sensacion que la escritura se libera cuando uno viaja!!!
    Candus muy lindo lo que escribiste y la foto de planeta es mortal!
    Besos...

    ResponderEliminar